miércoles, 27 de abril de 2011

Modelo económico y empresarial que toma en cuenta al empleado y el ambiente

Por: M.Laboy:  En este modelo económico, las empresas toman en consideración al empleado, su capacidad de producir y su potencial.  Por lo tanto existe una base de equidad, de relaciones justas, libres y democráticas donde el empleado siempre obtendrá su parte económica de forma mas justa. 



Tomado de Futuros 21: La Economía Solidaria es una alternativa indiscutible a los más graves problemas sociales del período que se está viviendo tanto en América Latina y el Caribe, como en diversas naciones de todo el mundo. 
La Economía Solidaria es un enfoque o modelo económico y empresarial no excluyente, el cual considera las capacidades y potencialidades de cada individuo, con equidad como base de la construcción de relaciones justas, libres y democráticas en la integración de un desarrollo social.

El trabajo colectivo es el corazón de la Economía Solidaria; ésta permite potenciar las cualidades de cada persona y fomentar la ayuda mutua para superar todo lo que detiene el crecimiento del grupo y de la sociedad en general.

Lo que realmente es protagonista de este tipo de economía es el recurso humano, los grupos organizados como sujetos. Las relaciones solidarias, las humanas, de apoyo mutuo, de respeto, y de intercambio, son el fundamento de este tipo de Economía. Se busca, en fin de cuentas la autonomía y autogestión en las economías nacionales y en las empresas.

Este trabajo es el resultado de una investigación realizada por al autor sobre la Economía Solidaria y el medio ambiente. Aunque se abordan algunos elementos generales de este tipo de Economía en la fundamentación teórica, el estudio se realizó en lo fundamental, en las empresas de Economía Solidaria y específicamente en lo relacionado con el diseño de estrategias de gestión ambiental en las cooperativas como tipo específico de empresas de Economía Solidaria.

Por lo que el objetivo de la investigación consiste en “Proponer una metodología para el diseño de una estrategia ambiental en empresas cooperativas”.

El hilo conductor versará primeramente a partir de la Economía Solidaria, luego las empresas que se desarrollan a través de ese tipo de economía: las cooperativas, y por último, la propuesta metodológica.

Antecedentes y conceptos

El concepto de Economía Solidaria según criterio de diversos autores abarca un amplio grupo de formas organizativas: las empresas comunitarias, las cooperativas, las empresas solidarias de salud, los fondos de empleados, las asociaciones mutualistas, las empresas de servicios en las formas de administraciones públicas cooperativas, las empresas asociativas de trabajo, las instituciones auxiliares de la Economía Solidaria, entre otros.

El autor pudo investigar que la Economía Solidaria, o economía de solidaridad como también se le conoce, no es más que una búsqueda teórica y práctica de formas alternativas de hacer economía, basadas en la solidaridad y el trabajo.

El fundamento de este tipo de economía es que una vez que son introducidos niveles superiores de solidaridad en las actividades, organizaciones e instituciones económicas, tanto a nivel de las empresas como en los mercados y en las políticas públicas, se aumenta la eficiencia económica a escala nacional y local, además de dar lugar a todo un conjunto de beneficios sociales y culturales.

La Economía Solidaria es una alternativa indiscutible a los más graves problemas sociales del período que se está viviendo tanto en América Latina y el Caribe, como en diversas naciones de todo el mundo. Dentro de esos graves problemas se encuentran los siguientes: (1)
La pobreza, la exclusión y la marginación que afectan a multitudes de seres humanos, sectores sociales y pueblos enteros en diversas regiones del mundo.
La desocupación y la cesantía de porcentajes elevados y crecientes de la fuerza de trabajo.

Los límites e insuficiencias de la muy extendida economía informal o popular, que puede potenciarse y encontrar en la Economía Solidaria cauces apropiados para una mejor inserción en los mercados. La Economía Solidaria ha demostrado en muchos casos ser una alternativa capaz de conducir organizadamente a muchos trabajadores no formales, a operar con mayor eficiencia, permitiendo la reinserción social y el progreso de vastos sectores que despliegan de modo independiente iniciativas que les generan ingresos y elevan su insuficiente nivel y calidad de vida.

La situación crítica en que en muchos países se encuentra la mujer en el ámbito del trabajo y de la economía, dificultada de acceder y de participar de manera protagónica en las actividades y organizaciones económicas, sociales y culturales. La Economía Solidaria ha demostrado ser una de las formas en que la mujer y la familia encuentran nuevas y amplias posibilidades de participación, desarrollo y realización de sus búsquedas basadas en la identidad de género.

La crisis de las formas cooperativas, mutualistas y autogestionarias tradicionales, desde la cual se percibe la economía de solidaridad como un camino apropiado de renovación y refundación de las búsquedas de formas económicas asociativas y participativas que pongan al hombre y la comunidad por sobre las cosas y al trabajo por sobre el capital.

El deterioro del medio ambiente y de los equilibrios ecológicos, derivados en gran parte de modos individualistas de producir, distribuir, consumir y acumular riqueza. La Economía Solidaria orienta hacia nuevas formas de producción y consumo, social y ambientalmente responsables.

Por otro lado la Economía Solidaria es posible abordarla como “un proceso real en el que convergen las búsquedas de variados y múltiples sectores y grupos” (2) . Se ha venido dando la conformación en la actualidad de grupos populares y organizaciones de base, que se organizan solidariamente para hacer frente a sus necesidades y problemas, personas con independencia del grupo social al que pertenezcan, que quieren desarrollar iniciativas empresariales de nuevo tipo, cuyas actividades sean eficientes y desde luego que estén de acuerdo con un sentido social y ético que se proponen establecer en sus actividades y operaciones: movimientos cooperativos, mutualistas y autogestionarios, que logran apropiarse de la economía de solidaridad como una novedosa perspectiva que llega a potenciar sus experiencias y expectativas, organizaciones y movimientos ecologistas, pueblos originarios que luchan por cuestiones de identidad, empresarios que quieren imbricar eficiencia y solidaridad, organizaciones no-gubernamentales con objetivos de desarrollo humano y social, instituciones públicas y poderes locales que se preocupan por los problemas de la pobreza y la desocupación, instituciones religiosas que conciben la Economía Solidaria como una manera de hacer economía compatible con sus orientaciones espirituales y éticas, intelectuales diversos que buscan nuevas respuestas a los grandes problemas sociales de la época actual, y economistas que van tomando conciencia de las limitaciones de los marcos teóricos de su disciplina convencional.

Hay quien considera que “la economía de solidaridad es un nuevo enfoque conceptual, al nivel de la teoría económica, referido a las formas económicas cooperativas, autogestionarias y asociativas”(3) . Otros asumen que ”la concepción de la economía de solidaridad es una elaboración científica de teoría económica (...). Ella se establece al nivel epistemológico de la ciencia económica, y utiliza las herramientas conceptuales y metodológicas propias de ésta, convenientemente ampliadas y reelaboradas para expresar la identidad de formas económicas muy diferentes: la racionalidad especial de las economías alternativas fundadas en la cooperación, la autogestión, el mutualismo y la ayuda mutua. La economía de solidaridad constituye, en tal sentido, una contribución relevante al potenciamiento y desarrollo de las búsquedas de economías alternativas eficientes”(4) .

Una aproximación conceptual

Una vez realizada la investigación que aquí se expone resumidamente, este autor llegó a la conclusión que desde el punto de vista científico la Economía Solidaria es la ciencia que estudia qué se produce, cómo se produce y para quien se produce bajo los principios de beneficio mutuo y propiedad colectiva, independientemente del modo de producción en el que ella opere. Y es preferible dar una definición de este tipo pues los fenómenos que ocurren en la práctica han de ser vistos a través del espejo de la ciencia, y no tratar de explicar la práctica a través de ella misma como algunos han hecho al definir Economía Solidaria, si bien el concepto presentado más arriba de alguna manera pudo acercarse a la ciencia. También el autor hará abstracción en este caso de la discusión de si es Ciencia o no, pues eso sería material para otro artículo, si bien no otra investigación, porque en esta ya se llegó a una conclusión al respecto.

Existen varios tipos de empresas de Economía Solidaria, se presume la ausencia del ánimo de lucro en cualquier entidad de ese tipo. Dentro de ellas están las empresas cooperativas. No es objetivo de este trabajo debatir si una cooperativa es empresa o no, es por ello que en lo sucesivo se adoptan como empresas, ya que a juicio del autor cumplen con todas las características que en los libros de administración se han definido para clasificar a las empresas.

Continúe leyendo sobre...

El Cooperativismo

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Su comentario será bienvenido

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Biblioteca de Documentos

Datos personales

Mi foto
Me apaciona la historia de los pueblos, sus costumbres, su arte he indiscutiblemente... su música. Si algo odio en este mundo es el fanatismo ciego y estúpido. Creo en la democracia participativa y en la justa distribución de las riquezas del planeta. Pero creo, irremediablemente, que la extracción de las mismas no debe dañar nuestra naturaleza: fauna, ambiente y claro, al ser humano.

MLR - Obligación de este Blog

Este Blog le traerá al puertorriqueño noticias, reportajes investigativos y/o escritos de índole político, económico y social, publicadas en medios de otros lugares del mundo. Eventos de importancia que por sus repercusiones igualmente afectan a nuestro país. Así que nuestro propósito principal es informar al puertorriqueño en temas que por alguna oscura razón, nuestros medios informativos no publican.

Privacy Policy