domingo, 17 de abril de 2011

Puerto Rico – Conversando con el Pueblo

En Fila

Conversar con la gente es fácil, ¡claro!... usted no puede ser tímido o de lo contrario no podrá gozar de esa práctica.   He podido apreciar gente humilde, sencilla, que sin “ton ni son” comienzan una conversación con cualquier persona.  Esto lo he presenciado en las filas del banco, o del pago del agua o la luz, en las tiendas o, esperando en sala por algún otro servicio.  

Mientras espero y comparto recuerdo que he tenido amigos y compañeros, en majestuosas posiciones de trabajo, y con grandes títulos universitarios, que son excelentes haciendo su trabajo pero, a la hora de decirle que tienen que hablar en público “se paniquean”, ”se friquean”   lo que quiere decir que se congelan, se paralizan, cambian de color, enmudecen - simplemente, no pueden  hacerlo.


Es un rasgo de timidez genética.   Yo, en particular… no padezco de eso.  Me gusta hablar con la gente.  Cuando estoy en una fila, simplemente, espero la menor oportunidad para meterme de entrometido en la conversación.  Bueno, si la persona esta hablando en voz alta, pues esta haciendo públicos sus comentarios, así que no veo porque no participar de la conversación.  Por lo regular espero que alguna otra persona entre en la conversación para yo aprovechar la coyuntura y envolverme en la misma también.

Uno logra conocer, o relacionarse, con personas de todas las posiciones sociales, que en palabras de pueblo significa…  “personas de todos los calibres y categorías”.  Humildes trabajadores, jaquetones de barrio, changos de alma y espíritu, sábelos todo, y hasta de vez en cuando se puede escuchar a una que otra persona de la alta sociedad (con dinero), comentar alguna que otra cosa contra el vago, contra la gente humilde y desvalida que están así porque no buscan oportunidades.

Esta clase social definitivamente esta convencida de que la pobreza es causada por toda aquella gente que no quiere estudiar ni trabajar, y que solo buscan el mantengo por parte del gobierno.  Bueno, así los educaron, el sistema dominante les puso en la mente esa información para justificar el porque unos pocos pueden ser ricos mientras muchos otros son sumamente pobres.  Nunca nadie les explicó o, reflexionaron, de que las ayudas del gobierno surgieron por la invalides del modelo económico de proveer decentes y suficientes oportunidades de trabajo. Al decir decentes me refiero a trabajos adecuadamente pagados y con beneficios marginales atemperados a la realidad de los tiempos.  Si los ricos ambicionan todo el dinero del mundo, entonces… ¿por que el obrero trabajador no puede ambicionar un trabajo decente, con paga justa y razonable y con buenos beneficios marginales.  ¿Cuánto $ menos son esos salarios y beneficios en lo que ya se considera más que suficiente riqueza? Pero amigos, así es la ambición.

Así que en una fila se puede escuchar todo tipo de temas.  Ahora, ¿sabe usted cual es el tema que más abunda?...  si, ese mismo que piensa, la política y el gobierno.  Los comentarios que se escuchan – en el 95% de las veces – son completamente negativos y adversos a los políticos y gobierno de turno.   De verdad que es en estas filas, o salas de espera, donde se tiene la oportunidad de escuchar el verdadero sentir del pueblo.  Es una  manera muy realista de crear conciencia de que los políticos mantienen un rumbo completamente fuera de curso y que no están, ni levemente sintonizados, con el pueblo humilde que los eligió y que trabajan, luchan, dependen de ayudas, o están desempleados y desesperados esperando que la situación mejore.

Los ajustes se harán, la situación mejorará... pero no para usted.  Mejorará para el que lo tiene todo.  Lograrán, a costa de recortes y de quitarle salarios y beneficios a los obreros, que sus compañías alcancen las ganancias netas presupuestadas permitiendo los rendimientos de inversión necesarios para que se cumpla el aumento de capital planificado.  No es otra cosa que dinero sobre más dinero.  

Todos estos políticos de turno están propiamente sintonizados con los grandes intereses – ricas corporaciones y sus accionistas – quienes tienen el poder suficiente para manejar la información y la educación con el propósito de persuadir a los políticos de que la mejor forma de servirle a un pueblo es legislando a favor de las industrias y el comercio.  Como si estas fueran hermanitas de la caridad que piensan en todo momento en la gente pobre, en sus problemas y en la búsqueda constante de formas y maneras para ayudarles.  Este tema tiene mucho de donde cortar pero, lo dejaré ahí.

En próximas publicaciones hablaré de algunos otros temas que he escuchado en “las filas” con el pueblo.

Por favor, regrese al Blog y busque el "label o tag" conversando en la fila con el pueblo.  Allí encontrará nuevos escritos sobre el tema.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Su comentario será bienvenido

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Biblioteca de Documentos

Datos personales

Mi foto
Me apaciona la historia de los pueblos, sus costumbres, su arte he indiscutiblemente... su música. Si algo odio en este mundo es el fanatismo ciego y estúpido. Creo en la democracia participativa y en la justa distribución de las riquezas del planeta. Pero creo, irremediablemente, que la extracción de las mismas no debe dañar nuestra naturaleza: fauna, ambiente y claro, al ser humano.

MLR - Obligación de este Blog

Este Blog le traerá al puertorriqueño noticias, reportajes investigativos y/o escritos de índole político, económico y social, publicadas en medios de otros lugares del mundo. Eventos de importancia que por sus repercusiones igualmente afectan a nuestro país. Así que nuestro propósito principal es informar al puertorriqueño en temas que por alguna oscura razón, nuestros medios informativos no publican.

Privacy Policy