domingo, 24 de abril de 2011

Urge una economía social ante la crisis económica provocada por el capitalismo


Tomado de 80 Grados
Por Marcos Brenes
Los dibujos representan todo lo contrario al modelo social propuesto.


En la Primera Conferencia Bienal de Cooperativismo y Economía Social, expertos en el campo compartieron ideas para enfrentar la crisis económica nacional. Nelson  Reyes, Estela M. Pérez, Elba Echevarría y Limary Nieves Plaza participaron como panelistas en el foro La dimensión conceptual del cooperativismo y la economía social y coincidieron en que la recesión económica actual que ya cumplió su quinto año, y la falta de acción contundente de parte del sector cooperativista podría ser parte de esta debacle.
La tasa de crecimiento anual ha llegado a un -3.0% en el año 2010, de forma que llegar a un 0% de crecimiento es visto con esperanza.  Después de la década del 70, donde dicha tasa anual se encontró en un alto nivel de 7.0%, la decaída económica se ve claramente. La tasa de desempleo llegó a un 16.1% y la participación laboral a un 42.5% en el 2010, la más baja registrada desde 1987.


Es ante esta realidad que la opción de encontrar nuevas formas de dirigir la economía ha dejado de ser una mera consideración para convertirse en una urgencia, sugirió Nelson Reyes-Del Valle, Psicólogo Social-Comunitario y Especialista en Desarrollo Económico Comunitario.  “Nos hemos acomodado tanto que estamos, con nuestra ausencia de acción y de solidaridad, aceptando la violencia como realidad insuperable y normal, la pobreza como asunto de otros, la desigualdad como consecuencia natural de que unos tendrán y otros no, la mentira como verdad, el fascismo como la nueva forma de la democracia, la degradación ambiental como resultado inevitable del crecimiento y del mal llamado desarrollo y el individualismo colectivizado como forma de hacer incluso negocios,” dijo.


“La construcción de un modelo alternativo se hace de abajo hacia arriba y ese es el planteamiento de la economía solidaria. Yo creo que el capitalismo como está, tenemos que trabajar para que desaparezca de sobre la faz de la tierra porque los datos son contundentes. Este modelo que estamos viviendo atenta contra la dignidad humana así que debemos trabajar para deshacernos de esa forma pero no hay que esperar a subir, a llegar a ese sitio que se llama poder para generar esa transformación,” explicó el también editor de Trazos, un periódico enfocado en las organizaciones sin fines de lucro.  
Es en ésta llamada Economía Social donde muchos y muchas profesionales del sector ponen sus esperanzas de un mejor porvenir.  Dentro del sector de la economía  social conviven entidades como las cooperativas, las organizaciones sin fines de lucro, fundaciones, asociaciones, corporaciones propiedad de trabajadores y otras entidades que comparten principios democráticos, participativos y solidarios.
La Dra. Elba Echevarría Díaz, ex directora del Instituto de Cooperativismo de la Universidad de Puerto Rico, dijo que: “La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) considera la economía social como un movimiento aliado y seguirá trabajando con él mientras continúe defendiendo nuestro modelo cooperativo de negocios, basado en un conjunto de valores y principios que ha demostrado su sostenibilidad en los últimos 200 años”.
Por su parte, la profesora Estela M. Pérez, del Instituto de Cooperativismo, explicó que: “En Puerto Rico, desde siglos pasados, se reconoce la existencia de la economía social. El interés de asociación no lucrativa surge de personas que se unen voluntariamente para resolver sus necesidades de trabajo y de mejoras a la calidad de vida, mediante la práctica de valores de solidaridad, equidad, participación democrática y justicia distributiva”.
El que la economía solidaria, a diferencia del sistema económico prevaleciente, se abra paso, será la base para el cambio esperado ya que, según Reyes del Valle, en la economía capitalista “el factor capital organiza la actividad alrededor del lucro como fin en sí mismo. Por eso es comprensible que desde esta lógica los recursos naturales se subordinan a este factor productivo. Si el fin principal y orientador de la actividad económica es el lucro, entonces lo demás se tiene que subordinar a estos factores, incluso la vida.”

El conjunto de ideas innovadoras y transformadoras planteadas por los panelistas, obligan a repensar los factores productivos de la teoría económica, donde la fuerza de trabajo, los medios de producción, el financiamiento, la tecnología y la gestión se han formulado históricamente como factores únicos a la hora del análisis. Nuevas investigaciones y estudios citados por Reyes han dado origen a un factor que se sugiere como uno de igual importancia, el llamado Factor C. Este implica Compañerismo, Compromiso, Colaboración, Confianza, Cooperación y Comunidad como parte de cada sistema económico exitoso.
 Gobierno, Cooperativismo y Comunidades
“Sabemos que la crisis financiera que acabamos de atravesar y que nos impactó localmente genera más desigualdad a quienes tienen más acceso a financiamiento a nivel bancario. El sector comunitario tradicional tiene poco que buscar ya que el sector bancario no tiene mucho que ofrecer. Por ende, el socio natural debería ser el medio cooperativo”. Con estas palabras Reyes enfatizó en la importancia de la integración que debe existir entre las cooperativas y las comunidades y la prominencia que debería dar el gobierno al movimiento cooperativista.
Lymarie Nieves Plaza, directora de Promoción y Mercadeo de la Cooperativa La Sagrada Familia, expuso que: “Debemos estar entre las alternativas del gobierno cada vez que exista un proyecto para la ayuda del colectivo. Nuestro modelo estimula el ahorro y bienestar social por encima del consumismo. Es imprescindible la colaboración del gobierno y las cooperativas para el desarrollo de nuevas cooperativas que generen empleo local. Este proyecto es posible si aunamos esfuerzos.  Los recursos existen, el ánimo e interés de levantar empresas de autogestión también. Llegó la hora del cooperativismo. Recomendamos a todas las agencias pertinentes, en unión al movimiento cooperativo del País, que comencemos a buscar alternativas para ayudar en el desarrollo económico de nuestro Puerto Rico que tanto lo necesita. Los recursos están disponibles, lo que hace falta es la voluntad.”
Estela Pérez coincidió en parte con Nieves. “En Puerto Rico no existe una política pública definida dirigida al sector de la economía social, como lo es en otros países. Se pueden estudiar ejemplos de modelos exitosos de política pública dirigida a la economía social en otros países. Es sumamente importante educar a niños y jóvenes sobre la economía social y solidaria, ya que ellos serán los actores que darán continuidad a estos esfuerzos. Los medios de comunicación tienen un rol significativo en la educación al pueblo sobre el cooperativismo y la economía social”, indicó.
Por su parte, Elba Echevarría opinó que: “Nosotros debemos cambiar las políticas públicas que se hacen respecto al cooperativismo.  El cooperativismo tiene que ser proactivo en generar esas políticas públicas que los benefician sin esperar a que se generen desde el Estado porque el Estado tiene miles de situaciones con las que está trabajando. Debemos educar a las comunidades que son el rostro humano de la economía. La economía se está enfocando en el consumo, y nos hemos olvidado de ese rostro humano”.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Su comentario será bienvenido

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Biblioteca de Documentos

Datos personales

Mi foto
Me apaciona la historia de los pueblos, sus costumbres, su arte he indiscutiblemente... su música. Si algo odio en este mundo es el fanatismo ciego y estúpido. Creo en la democracia participativa y en la justa distribución de las riquezas del planeta. Pero creo, irremediablemente, que la extracción de las mismas no debe dañar nuestra naturaleza: fauna, ambiente y claro, al ser humano.

MLR - Obligación de este Blog

Este Blog le traerá al puertorriqueño noticias, reportajes investigativos y/o escritos de índole político, económico y social, publicadas en medios de otros lugares del mundo. Eventos de importancia que por sus repercusiones igualmente afectan a nuestro país. Así que nuestro propósito principal es informar al puertorriqueño en temas que por alguna oscura razón, nuestros medios informativos no publican.

Privacy Policy