domingo, 15 de mayo de 2011

Cultivar la vida en comunidad requiere de humildad

Por: Milton Laboy
Para: MJLR News Network

Nada destruye la comunión que debe existir entre los seres humanos tan rápido como la arrogancia, la au-tocomplacencia y el orgullo empedernido.

El orgullo erige murallas entre las personas; la humildad construye puentes. La humildad es como el aceite que suaviza las relaciones y lima las asperezas. Existe un dicho que dice: «Revístanse todos de humildad en su trato mutuo». La vestimenta apropiada para la comunión ente las personas es una actitud de humildad.

Este es otro motivo por el que debemos ser humildes: el orgullo bloquea la gracia natural en nuestra vida, la que necesitamos para crecer, cambiar, sanar y ayudar a los demás.


Podemos desarrollar la humildad de manera práctica reconociendo nuestras debilidades, siendo tolerantes con las debilidades de otros, estando dispuestos a ser corregidos y destacando lo que hacen las demás personas. Lo trágico de esta vida moderna es que en las mayoría de las ocasiones ocurre todo lo contrario.


La humildad no es pensar menos de ti mismo sino pensar menos en ti mismo. Humildad es pensar más en los demás. Las personas humildes se interesan tanto en servir a otros que por ende dejan de pensar en si mismas.


Muchos leerán este corto escrito y pensarán que estoy loco. Porque saben que hoy día la envidia y la traición entre seres humanos es lo que impera. Entre amigos, familia y hasta contra compañeros de trabajo.

Recientemente, un muy querido amigo, me contó como una nueva directora de personal, en su lugar de trabajo, lo amenazó con despedirlo si continuaba ausentándose. Lo serio del caso  era que sus ausencias eran por motivo de enfermedad. El llevaba alrededor de veinticinco año trabajando en la compañía. Se había distinguido por su excelente trabajo y compañerismo. Su hoja se servicio era inmaculada. Además de su trabajo en programación de robots, también había realizado otros proyectos para la compañía con excelentes resultados. Así que la alta gerencia de la fábrica, en aquel momento, tenía una alta estima por su trabajo y desempeño.


Pero llega a la compañía lo que podemos identificar como una “depredadora”. Este ser era arrogante y con mucha falta de humildad. Persona que había definido en su vida que para subsistir en el ámbito empresarial, "¡tenía que acabar con el que fuera!". De esa manera podía ganar galones ante sus superiores.


Esta depredadora vio la oportunidad de ganar sus galones despidiendolo, empleado, padre de familia y excelente profesional. Y esto sin siquiera mirar su expediente. Sin evaluar el tiempo que llevaba en la compañía y su sobresaliente hoja de servicios.


Pero mi amigo no se amilanó. Puso carácter y le hizo saber que conocía muy bien sus derechos. Acto seguido le pidió copia de su expediente (record de personal) al cual él tenía completo derecho. El mensaje le llegó a esta depredadora sin sentimientos y muy poco profesional. Gracias a Dios él no perdió su trabajo pero, el evento le dejo un trago bien amargo y pudo ver, con mucha claridad, como las relaciones entre los seres humanos se han deteriorado por culpa de las nuevas metas de las compañías y por ende  los cambios en las actitudes de las  nuevas administraciones hacia lo empleados.  Están poniendo hermano contra hermano.


Lamentablemente, varios ingenieros de la compañía, con muchos años de servicio, perdieron su trabajo por culpa de la depredadora. Pero, la compañía fue demandada y tuvo que desembolsar mucho dinero, además de haber perdido personal de ingeniería muy valioso.


En vista del chasco por las demandas, y la pérdida de personal clave, finalmente la depredadora fue transferida a otra división de la compañía en otro pueblo lejano de la Isla.


Su afán de sobresalir, y de ganar galones -a costa de cortarle la cabeza a buenos empleados- no le produjo tan buenos resultados. Quizás se merecía otro castigo pero, no seamos mala fe. De hecho, no seamos ingenuos pensando que la compañía la transfirió por tratar de hacerle daño a un empleado. Realmente fue por el dinero que perdieron con la demanda y por perder personal clave que les ayudaba a mejorar sus productos y por ende... la ganancia.


Como ella existen muchos más que, para tragedia nuestra, logran sus objetivos. Son personas sin sentimientos, carecen de humildad y sensibilidad. Están dispuestas a todo por lograr sus objetivos. Inclusive llegan a perder la moral y el respeto por las leyes. De esos hay muchos en la cárcel. A casi todos se les conoce, principalmente como… POLITICOS.


FRASES DE HUMILDAD...


Estoy convencido que la primera prueba de un gran hombre consiste en la humildad.

La humildad es como un pegamento.

La humildad es nuestro contacto con la realidad.

La humildad tiene dos polos: lo verdadero y lo bello.

Humildad, caridad y modestia, no pueden estar separadas la una de la otra.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Su comentario será bienvenido

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Biblioteca de Documentos

Datos personales

Mi foto
Me apaciona la historia de los pueblos, sus costumbres, su arte he indiscutiblemente... su música. Si algo odio en este mundo es el fanatismo ciego y estúpido. Creo en la democracia participativa y en la justa distribución de las riquezas del planeta. Pero creo, irremediablemente, que la extracción de las mismas no debe dañar nuestra naturaleza: fauna, ambiente y claro, al ser humano.

MLR - Obligación de este Blog

Este Blog le traerá al puertorriqueño noticias, reportajes investigativos y/o escritos de índole político, económico y social, publicadas en medios de otros lugares del mundo. Eventos de importancia que por sus repercusiones igualmente afectan a nuestro país. Así que nuestro propósito principal es informar al puertorriqueño en temas que por alguna oscura razón, nuestros medios informativos no publican.

Privacy Policy